lunes, 24 de febrero de 2014

Fuera de casa

Para las comidas fuera de casa siempre hemos usado baberos desechables de Mercadona, son de la marca Libero y son muy cómodos, salen bien de precio, aproximadamente 1 euro y pico el paquete de 10 baberos, de esa marca también uso los cambiadores desechables, nos han venido muy bien cuando estábamos con la "operación pañal fuera". Pero el babero no crece y ya se le quedaba pequeño, además con el adhesivo del cierre en el cuello siempre le pillaba el pelo y quitárselo/ponérselo normalmente era entre gritos (las pegas de tener el pelo largo).


Así que pensé en hacerle un babero plegable para usarlo cuando comemos fuera o en los viajes, porque llevarte baberos desechables en un viaje de varios días es ir cargado con unos cuantos paquetes, son varias comidas al día y para esos casos creo que no compensa usar desechables.

Preparé un patrón de babero atado con cordones, recto, largo y con un recogemigas plegable abajo, pero muy ligero y que se plegase fácilmente, así que la tela de rizo impermeable que le pongo por detrás la descarté (la tela de hule ya es impermeable por si sola) y opté por una tela elástica, que facilite el plegado. 

Se me ocurrió hacer una bolsa interna en la cara trasera del babero (algo parecido a los impermeables que se pliegan usando su propio bolsillo) y que se quedase guardado en una pequeña bolsa, aproximadamente es de 18x13 cm. La tela plastificada no da problemas al plegarla, se puede plegar y luego recupera la forma. Incluso ya lo he lavado y ha quedado perfecto.

Así que me puse a coser y ha salido este modelo de babero de viaje, lo hemos probado y ha funcionado muy bien, es muy cómodo, no ocupa nada, no pesa, perfecto para llevar en el bolso, la guantera del coche, etc.. Me gustaría investigar otros materiales y hacer pruebas, eso de que me salga bien a la primera no me lo puedo creer...


Pongo un vídeo para que se vea el proceso de plegado y desplegado, en un 1:22 minutos se despliega y pliega, es muy sencillo y solo cuesta la primera vez que lo pruebas, una vez coges el truco ya sale sin mirar.

video

domingo, 9 de febrero de 2014

Mini ayudante de cocina

Últimamente tengo una pequeña ayudante en la cocina, que enloquece cuando le doy alguna tarea y eso que la cocina me parece muy peligrosa para una niña de 2 años, pero tomando precauciones y sin quitarle el ojo de encima, le doy algunas tareas. Hay que verle la cara de felicidad al lograr hacer cosas ella sola, ayudarme, colaborar, se siente mayor y va aprendiendo mas palabras, cosas que antes no conocía, me pregunta, le voy explicando, son unos momentos que disfruto mucho como madre.

La primera vez que me ayudó fue a rebozar pescado, pero en esos momentos me di cuenta que no bastaba con el babero, porque el resultado fueron dos mangas de suéter rebozadas de harina. Me acordé del baby que usan en la guardería y como nos lo dan para lavar los viernes pues aproveché para tomar medidas y hacerle uno parecido para casa.






Seleccione una tela divertida y para las mangas pensé en una tela de punto de camiseta porque en ocasiones tiene la costumbre de subirse las mangas y dejárselas en el codo, así que debería ser una tela fina y que no le abulte. Tanto para el cuello como para los puños copié el diseño del baby de la guarde, las gomas ajustan y le permiten ponérselo ella sola. Le puse un par de bolsillos delante y no los usa para nada, pero así sabe donde esta la parte delantera para ponérselo bien, aunque luego le tenga que recordar que lo lleva al revés y ella intentando arreglarlo se quede atrapada.





Con el patrón que saqué del baby de la guardería tuve muchas dudas de como era la forma de las mangas en el encuentro con el cuerpo, es un tipo de manga Ranglán y creo que me equivoque dándole forma curva, porque me parece que ese tipo de manga es casi recta, pero es que soy una novata y no tengo ni idea de patrones. No ha quedado nada mal y lo está usando mucho, cada vez que me ve ponerme el delantal se lanza a por su baby.





miércoles, 5 de febrero de 2014

Mil accesorios (parte II)

Ya he probado el prensatelas para coser bies y me va muy bien cosiendo en recto, en curva me he atascado un poco, pero lo que realmente me ha gustado es que no solo se puede utilizar para coser bies, también puedes hacer bajos y costuras al borde, regulando la separación, que antes me resultaba dificilísimo acercarme al limite de la tela sin salirme, sobre todo cosiendo en telas plastificadas que resbalan bastante.


Así que realmente me va a ser más útil de lo que pensaba, creía que solo se podría utilizar para bies, pero eso si...de momento en recto, en curvas me cuesta, tendré que practicar más!!!

Ah, estas imágenes son una prueba que llevo entre manos de babero de viaje, plegable en una bolsita que es el propio babero, pero aún esta en fase de pruebas.